• DSC_0156.JPG
  • 12670838_10207783913628626_8794990075439894394_n.jpg
  • Transicion5.jpg
  • sftf.jpg
  • IMGP6515.JPG
  • Transicion10.jpg
  • IMG_7018.JPG
  • _DSC8018.JPG
  • IMG-20150219-WA0007.jpg
  • Transicion8.jpg
  • Transicion6.jpg

Siguenos en

logo_facebook

logo_twitter

logo_youtube

Instagram

Carteles Anunciadores

Revista Espinas

Calendario de Eventos

Último mes Noviembre 2018 Mes siguiente
L M X J V S D
week 44 1 2 3 4
week 45 5 6 7 8 9 10 11
week 46 12 13 14 15 16 17 18
week 47 19 20 21 22 23 24 25
week 48 26 27 28 29 30
 

Oración a la Virgen María

Evangelio según San Lucas 1, 26-32

Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo». Ella se conturbó con estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo.

El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo (...). El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el hijo que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios» (...). Dijo María: «He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra». Y el ángel, dejándola, se fue

 

Reflexión

Toda la vida de María fue un continuo sí a Dios:

• Siempre hizo su voluntad.

• Fue humilde. Jamás alardeó de ser la Madre de Jesús.

• Siempre fiel a Jesús, incluso cuando todos le abandonan.

• Su vida fue una entera confianza en Dios.

• Nunca fue mediocre; jamás jugó con Dios. Se entregó por entero.

• Fue la que alimentó la fe de los apóstoles cuando dejaron de creer.

 

En su momento, María supo decir «sí» a Dios, y esa respuesta supuso la presencia de Dios en nuestro mundo, en cada persona. Hoy Dios, al igual que María, también te pide que le digas «sí». Quizá no ocurrirán cosas tan increíbles como las que sucedieron hace dos mil años, pero tu vida cambiará y, al igual que María, harás posible que Dios entre en la vida de muchas personas.

 

Oración MARIA MADRE DEL SI

 

María, Madre del sí,

tu ejemplo me admira.

Me admira porque arriesgaste tu vida;

me admira porque no miraste a tus intereses

sino a los del resto del mundo;

me admira y me das ejemplo de entrega a Dios.

 

Yo quisiera, Madre, tomar tu ejemplo, y entregarme a la voluntad de Dios como tú.

Yo quisiera, Madre, seguir tus pasos, y a través de ellos acercarme a tu Hijo.

 

Yo quisiera, Madre, tener tu generosidad y entrega

para no decir nunca «no» a Dios.

Yo quisiera, Madre tener tu amor

para ser siempre fiel a tu Hijo.

 

Madre del sí,

pide a tu Hijo por mí, para que me dé tu valentía.

Pide a tu Hijo por mí, para que me conceda

un corazón enamorado de él.

 
 
 
 
 

Invermass Comunicacion S.L. designed by alvaro