• a.jpg
  • w.jpg
  • rf.jpg
  • cx.jpg
  • mh.jpg
  • sftf.jpg
  • f.jpg
  • Transicion8.jpg
  • Transicion5.jpg
  • aa.jpg
  • _DSC8018.JPG
 

¡ Resucitó !

¡ Resucitó !

El primer día de la semana va María Magdalena de madrugada al sepulcro cuando todavía estaba oscuro, y ve la piedra quitada del sepulcro. Echa a correr y llega donde...

Leer más...

Comunicado Oficial "X Certamen Regional CC.TT. Ntro. Padre Jesús Nazareno"

Comunicado Oficial "X Certamen Regional CC.TT. Ntro. Padre Jesús Nazareno"

Por medio del presente, se informa que tras las consultas realizadas tanto a profesionales del ámbito meteorológico, como en distintos medios informativos acerca de las predicciones previstas para la celebración...

Leer más...

Celebración del Cabildo Ordinario de Domingo de Ramos 2019

Celebración del Cabildo Ordinario de Domingo de Ramos 2019

El pasado Domingo día 14 de Abril, celebrábamos el Cabildo Ordinario de Domingo de Ramos en el pabellón ferial, donde se trataron un total de siete puntos del orden del...

Leer más...

Siguenos en

logo_facebook

logo_twitter

logo_youtube

Instagram

Carteles Anunciadores

Revista Espinas

Calendario de Eventos

Último mes Abril 2019 Mes siguiente
L M X J V S D
week 14 1 2 3 4 5 6 7
week 15 8 9 10 11 12 13 14
week 16 15 16 17 18 19 20 21
week 17 22 23 24 25 26 27 28
week 18 29 30
 

Domingo, 21 Abril 2019 10:53

El primer día de la semana va María Magdalena de madrugada al sepulcro cuando todavía estaba oscuro, y ve la piedra quitada del sepulcro. Echa a correr y llega donde Simón Pedro y donde el otro discípulo a quien Jesús quería y les dice: «Se han llevado del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde le han puesto».

Salieron Pedro y el otro discípulo, y se encaminaron al sepulcro. Corrían los dos juntos, pero el otro discípulo corrió por delante más rápido que Pedro, y llegó primero al sepulcro. Se inclinó y vio las vendas en el suelo; pero no entró. Llega también Simón Pedro siguiéndole, entra en el sepulcro y ve las vendas en el suelo, y el sudario que cubrió su cabeza, no junto a las vendas, sino plegado en un lugar aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado el primero al sepulcro; vio y creyó, pues hasta entonces no habían comprendido que según la Escritura Jesús debía resucitar de entre los muertos.

 
 
 
 
 

Invermass Comunicacion S.L. designed by alvaro