• Transicion6.jpg
  • 12670838_10207783913628626_8794990075439894394_n.jpg
  • _DSC8018.JPG
  • sftf.jpg
  • Transicion5.jpg
  • IMG-20150219-WA0007.jpg
  • IMG_7018.JPG
  • Transicion10.jpg
  • IMGP6515.JPG
  • Transicion8.jpg
  • DSC_0156.JPG

Siguenos en

logo_facebook

logo_twitter

logo_youtube

Instagram

Carteles Anunciadores

Revista Espinas

Calendario de Eventos

Último mes Octubre 2018 Mes siguiente
L M X J V S D
week 40 1 2 3 4 5 6 7
week 41 8 9 10 11 12 13 14
week 42 15 16 17 18 19 20 21
week 43 22 23 24 25 26 27 28
week 44 29 30 31
 

Un Pueblo Unido

Es de bien nacidos, ser agradecidos, aunque estas palabras se nos quedan cortas para todo lo que le debemos a un pueblo entero volcado con nosotros, se escuchaban aplausos, se veían lagrimas en los ojos, se palpaban los nervios a flor de piel, se sentía que Daimiel entera era morá en una mañana de 30 de Marzo para olvidar.

Con una plena seguridad proporcionada por distintas fuentes meteorológicas, que aseguraban darnos la tranquilidad de poder realizar nuestro desfile procesional, siempre y cuando esperásemos a que pasase un pequeño frente que atravesaba la provincia de Ciudad Real y detrás del cual no habría problema alguno, la junta directiva tomo la determinación de esperar como máximo las dos horas reglamentarias que reflejan nuestras ordenanzas, dos horas de incertidumbre, de nervios, de frio mostrado en la cara de los moraos más pequeños, que les podía mas acompañar mas a Ntro. Padre Jesús, que volver a sus camas tristes por tener que esperar un año más para vestirse de morao.

 

Tras varios minutos de intensa incertidumbre, se pensó en todo y en todos, en el patrimonio material, pero sobre todo personal, el cual nos mostro su apoyo inundando una calle Jesús abarrotada de capiruchos moraos, que esperaban que llegase el momento de decidir. Con esa seguridad anteriormente mencionada y una emoción que se palpaba, pusimos a las 8:30h. nuestra cruz guía en la calle, una calle que respondió con aplausos y lagrimas de nuevo en los ojos, para que unos 45 minutos más tarde ocurriese lo que nadie quería esperar, un pequeño chapetón hizo acto de presencia, obligándonos a suspender la procesión y volver a nuestra Iglesia, de una manera como solo Daimiel sabe hacerlo, y que todavía tenía viejos recuerdos del año 2009.

Sobraban manos para colaborar, desde los balcones se lanzaba todo lo que pudiese servirnos de ayuda, se abrían casas, iglesias, cocheras que nos sirviesen de refugio, refugio que hoy era él, el que venía a visitar esas casas, como el resto del año Daimiel lo visita para agradecer, pedir, orar…

 

Terminamos como empezamos este comunicado de agradecimiento a todo un pueblo, dando de nuevo nuestra gratitud más sincera por servirnos en esos momentos difíciles de desconcierto y porque gran culpa de que nuestro patrimonio no haya sufrido ningún daño, fue gracias a todos vosotros, moraos, daimieleños, policía local, protección civil y un largo etcétera de participes de todo ello, también a la televisión regional por su difusión y comprensión, a tanta gente que nosotros no sabemos cómo agradecerlo, pero sabemos de aquel que de nuevo espera un año para agradecerle a Daimiel entera lo que hizo por EL y por sus Moraos.

¡¡¡GRACIAS!!!

 
 
 
 
 

Invermass Comunicacion S.L. designed by alvaro